Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 29 de julio de 2017

INFLUENCIA DE LA LUNA PROGRESADA EN LA CONSTITUYENTE DE VENEZUELA


En esta semana mi amigo el astrólogo Walter Anliker me comentó que el próximo año vamos a tener una luna llena progresada sobre la carta natal de Venezuela y me preguntó que ocurrió en el 2004 cuando por progresión tuvimos una luna nueva.
Como soy curiosa me puse a investigar las lunas nuevas y llenas progresadas desde el nacimiento de Venezuela.
La luna es el espejo del sol y por donde pasa produce cambios en la vida de las personas y de los países. Tarda 28 años, aproximadamente, en darle la vuelta al zodiaco y produce cada 14 años una luna nueva y una luna llena.
Cada 30 años la luna progresada (que se mueve aproximadamente 13 grados por año) se une al sol progresado (que viaja a 1 grado por año), formando una luna nueva e indica tanto el comienzo como el final de un ciclo. Es superar algo que ya paso.
Si revisamos la Historia de Venezuela, bajo la lupa de las progresiones secundarias de las luminarias, encontramos eventos que nos hacen entender lo que estamos viviendo en la actualidad en nuestro amado país.
El día que se firmó el acta de independencia en Venezuela, ese 5 de julio de 1811, observábamos en el cielo una luna llena que transitaba por la Constelación de Capricornio. Signo que representa a los conservadores, tradicionalistas, ambiciosos quienes pensaban que creando una República podrían controlar todo a través de una Constitución. Se redactó una de corte federalista que fue la primera en Hispanoamérica. Sólo tuvo una vigencia de un año.

LLEGARON LOS OLIGARCAS
La primera luna nueva progresada en la carta de Venezuela fue en el signo de cáncer. Era el 30 de abril de 1826 cuando uno de los próceres de la Independencia: José Antonio Páez a través de una Revolución llamada de los Morrocoyes o también conocida como La Cosiata decide separar a Venezuela de la Gran Colombia.
Esta lunación ocurrió en los últimos grados de cáncer (pasado) indicándonos que estaba naciendo otra Venezuela que ya no era la que había soñado Simón Bolívar. Se acababa un ciclo para empezar algo nuevo. Pero……




El catire Páez llega al poder, dando inicio a la IV República cuando el sol progresado de Venezuela ingresaba en el signo de leo. Momento en que se sanciona una nueva Constitución, la del 22 de septiembre de 1830.



La luna llena habla de polarizaciones. No todo era partido conservador. En el segundo mandato de José Antonio Páez aparece el partido liberal con el lema: “más quiero una libertad peligrosa que una esclavitud tranquila”. 
También Páez  se debe reivindicar y honrar al Libertador trayendo sus restos a Caracas el 17 de diciembre de 1842.
En ese periodo tuvimos una luna llena progresada en el signo de acuario y el sol se encontraba en el signo solar del Libertador. Una luna llena muy parecida a la que tendremos en abril del 2018.

En ese momento de luna llena, el 5 de mayo de 1841 se promulga en Venezuela la “Ley de Espera y Quita”, estableciendo que para que un deudor obtuviese el beneficio de darle un plazo de pago para una deuda vencida, debía contar con el consentimiento unánime de todos los acreedores. Era una ley para evitar los mala paga. Si la trasladamos a la próxima luna llena el 2018, con el sol en acuario y la luna en leo los venezolanos exigiremos que nos paguen nuestros acreedores políticos y comerciales.


LLEGARON LOS LIBERALES

La luna nueva progresada en leo de 1856 coincidió con la aprobación, el 28 de abril de 1856, por órdenes del presidente de la República el liberal José Tadeo Monagas, la Ley de División Político Territorial, que contempló que el territorio venezolano estuviera dividido en 21 provincias.
Inmediatamente después, a manera dictatorial, en 1857, se aprueba una Constitución que aumenta el período presidencial a 6 años, el presidente puede ser reelegido y se centraliza la organización del Estado. Pura oligarquía liberal.


 Antonio Guzmán Blanco llega al poder el 27 de abril de 1870 cuando derroca al gobierno provisional de Guillermo Tell Villegas. En ese momento, en progresiones secundarias, tuvimos una luna llena en piscis que significó que el «Gran Autócrata Civilizador» a través de sus ideales se perpetuara en el poder.
Esa luna en piscis le hacía conjunción al sol de Guzmán Blanco, por lo que a partir de ese momento estuvo mandando por casi dos décadas.

 LLEGARON LOS CAUDILLOS GOCHOS 
A fines del siglo XIX, Venezuela atraviesa por una etapa de grandes dificultades tanto políticas como económicas, como consecuencia de la caída de los precios de sus principales productos de exportación (Café, ganado, cuero). En términos generales, estas condiciones fueron razones suficientes para que Cipriano Castro se alzará en armas en tierras del Táchira, el 23 de mayo de 1899, con el propósito de tomar Caracas y establecer un gobierno que luego bautizaría como Liberal Restaurador. Juan Vicente Gómez lo acompaña en esta nueva expedición militar, pero ya con el grado de General y como segundo jefe expedicionario. Finalmente, Castro y su Revolución Liberal Restauradora entran triunfantes en Caracas el 22 de octubre de 1899.
Si levantamos la carta progresada para esa fecha encontramos que el sol se encontraba transitando en el signo de libra y la luna llena en el signo de Aries. Un ciclo que daba inicio a la larga hegemonía de los andinos en el poder. Como nota curiosa tenemos al sol natal de Cipriano Castro haciéndole una conjunción al sol progresado de Venezuela.



En mayo de 1915 tuvimos una luna nueva en libra y el 3 de mayo de ese año el Congreso Nacional eligió al general Juan Vicente Gómez, presidente constitucional para el Septenio 1915-1921


Con Juan Vicente Gómez en el poder se cambiaron siete Constituciones y el 29 de mayo de 1929, con una llena progresada en el signo de tauro, se modifica la Carta Magna para colocar gomecistas fieles al hombre amo del poder. Apego puro.




En marzo del 45 tuvimos una luna nueva progresada en el signo de Escorpio. Era un año de luchas de poderes en donde militares de las nuevas promociones, reunidos en la Unión Patriótica Militar, dirigidos por el Mayor Marcos Pérez Jiménez, en asociación con líderes de Acción Democrática, entre los que destaca Rómulo Betancourt realizan un golpe cívico militar para derrocar al General Isaías Medina Angarita.
Medina fue la víctima de una insurrección contra un sistema de gobierno que él heredó, de la época de Gómez.



LLEGO LA DEMOCRACIA REVOLUCIONARIA:

Tras la caída del dictador Marcos Pérez Jiménez, Rómulo Betancourt regresa al país y el 7 de diciembre de 1958 con el apoyo de Acción Democrática es electo presidente Constitucional de Venezuela.
El día de las primeras elecciones en la era democrática venezolana tenemos una luna llena progresada en géminis en donde tuvimos la más baja abstención en toda la vida democrática. Para ese momento el sol progresado en sagitario estaba sobre el neptuno de Venezuela. Neptuno es el regente de piscis que era el signo de Rómulo Betancourt.

La luna está relacionada con las necesidades de los electores y por ello cada vez que cambia de signo da un matiz particular al contexto político y social de un país.


Es importante recordar que unas semanas después de las primeras elecciones democráticas llega a Venezuela el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, quien por cierto no llego al poder de manera democrática. Era el 23 de enero de 1959, y fue el primer viaje al exterior luego del triunfo de la “revolución cubana” aquel primero de enero de 1959.
En ese momento nadie podía imaginarse que los Castros tendrían 50 años después tanta influencia en Venezuela.



Por segunda ocasión desde el restablecimiento de la democracia en 1958, un presidente en ejercicio Rafael Caldera, entrega el mando al candidato de otro partido político, consolidando de esta manera el sistema político democrático en Venezuela. Era el 12 de marzo de 1974 y unas semanas antes habíamos tenido una luna nueva en el signo de sagitario, que le hacía conjunción al saturno natal de Venezuela. Necesitábamos un presidente ahorrativo, no despilfarrador.
Era el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez quien nacionalizo la industria petrolera haciendo que ingresaran al país “petrodólares”” y convirtiéndonos en una “Venezuela Saudita”

Pasan 14 años y el 4 de diciembre de 1988, vuelve a ganar el gocho Carlos Andrés Pérez con un 53% de los votos. En ese momento por progresiones secundarias el sol  estaba en capricornio y la luna llena  en cáncer haciendo que los venezolanos eligieran a alguien del pasado. Una luna en conjunción con el sol de la carta natal de Venezuela. 
30 años después de la primera visita a Venezuela, Fidel Castro regresa a la toma de posesión de Carlos Andrés Pérez. 
¿Se cerraba o se abría un nuevo ciclo?


Llegamos a la era de Chávez y en el 2004 tenemos una luna nueva progresada en el signo de capricornio. Momento en donde los venezolanos necesitábamos escoger de manera objetiva y tomar el futuro del país de manera muy seria.
El 15 de agosto del 2004 se realizó un referéndum activado por la oposición para intentar destituir democráticamente al presidente Hugo Chávez mediante el voto popular según lo previsto en la Constitución del 99. Esa lunación se dio en el signo de Capricornio (Exilio o Destierro) por lo que el triunfo de Chávez en el Referéndum fue logrado gracias al apoyo de sus aliados.
Las lunas nuevas siempre hablan de inicios, es dejar el pasado y comenzar para que cuando la luna forme de nuevo oposición con el sol nos veamos obligados a realizar algún tipo de alianza o ruptura con algo o alguien.

Para abril del 2018 tendremos la próxima luna llena progresada en Venezuela cerrando el ciclo de los oligarcas que empezó con José Antonio Páez.
Durante la luna llena siempre vivimos el momento más intenso del ciclo lunar. Es un logro o un desengaño. Es cuando los miedos o las esperanzas se materializan. Aun cuando nuestras luchas hayan terminado será el momento de plantearnos nuevos objetivos. Las crisis ayudan a ser mejores ciudadanos.

Con la luna llena en el signo de leo los venezolanos seremos protagonistas de algo muy importante. Necesitamos tener amor propio y sentirnos de nuevo admirados. Será un tiempo de invertir en reconstruir el país y en unirnos como una sola familia. Sin odios, sin división.
Estamos a las puertas de un cambio Constitucional con el sol progresado en acuario.
Cuando escribí mi primer artículo  sobre el histórico del sol progresado en mayo del 2011, siempre supuse que tendríamos un cambio en la Constitución a partir del 2012 ya que ha sido una constante cada vez que el sol progresado cambiaba de signo. Pensé también que por estar en el signo de acuario podría darse de manera repentina, inesperada y revolucionaria o que también tuviéramos un verdadero socialismo de igualdad, libertad y fraternidad. Acuario rompe estructuras caducas y hace cosas diferentes. La violación de la Constitución es ejemplo de ello. En mi investigación descubrí que hay un cambio en la Constitución cuando el sol progresado transita por los primeros grados del signo.
Hoy, 30 de julio tenemos a un sol a 6 grados de acuario y una luna a punto de pasar al signo de Leo. Si la luna es el pueblo y el sol es el gobernante la lógica es que el presidente le dé el poder al pueblo.
Una luna progresada que está a 28 grados de cáncer, igual que en 1826 cuando Páez decide que nos separemos de la Gran Colombia.
En estos momentos tenemos en Venezuela a un presidente con sangre colombiana que busca aislar a Venezuela del mundo, convertirnos en una isla y regresarnos a la época de la Guerra de la Independencia.
Todos los dictadores manipulan la Constitución a su antojo para perpetuarse en el poder, pero sabemos también que las campanas suenan a los dos lados y que un presidente no es el dueño del país y que cambiando la Constituyente no se cambia la conciencia de LIBERTAD de los ciudadanos.
¡DIOS BENDIGA A VENEZUELA Y A SUS CIUDADANOS!!



1 comentario:

  1. María Clemencia Marín Díaz: Aprecio dos cosas, el signo de Leo nos tiende a ser de gustos, la aparoencia a la vista, oportuno, de cosas espectaculares, que realten, brillar como el sol, puede dar poder aparente al pueblo para su dominio total y perdemos el concepto de la realidad o nos convertimos en ese resplandor del Universo que no quiere apagarse nunca. la verdad que ese sol progresado en nuestra carta me hace entender la actitud del Venezolano en la modalidad de las apariencias, puede estar fregado pero disfruta que lo vean en un Rollroyce, por ello también le gusta disfrutar del poder para sentir la notoriedad, pero después de la combustión quedan las cenizas.

    ResponderEliminar