sábado, 16 de diciembre de 2017

SATURNO EN CAPRICORNIO: EL PUNTO DE APOYO


Todos en la vida necesitamos un punto de apoyo. Puede ser la familia, papá, pareja, amigos, socios, banco. También son mis valores, mis metas, mis sueños, mis creencias, mis decisiones.  En otros casos son las leyes, personas poderosas, organismos internacionales, aliados, oposición al gobierno.
Para la física ese punto de apoyo es una palanca, descubierta por Arquímedes en el 250 a. de C. Si la extrapolamos a la Astrología podemos relacionarla con el signo cardinal de tierra, Capricornio.
En este signo el planeta Saturno está domiciliado y se siente muy a gusto ya que puede encontrarse con personas adecuadas, en lugares apropiados y en momentos oportunos. Es alguien que sabe aprovechar las oportunidades y como dijo Arquímides: "Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo".
En Venezuela tuvimos una entidad financiera que en la década de los 80 y 90 su eslogan era “Su punto de apoyo” y es que Saturno cuando ingresa a su domicilio en Capricornio ofrece solidez, estructura, ahorro, responsabilidad, eficiencia, logros y capacidad de triunfo.

Recordemos los años de Saturno en Capricornio, que en el caso de Venezuela estuvieron marcados por acontecimientos que cambiaron la República, la Constitución, la política, la sociedad.
El primer tránsito de Saturno en el siglo XIX en el signo de Capricornio fue desde 1812 hasta abril de1814 y coincidió con el fin de la I República de Venezuela. Hay que recordar que Venezuela después de la firma de independencia tuvo que pasar por guerras y esfuerzos para lograr su LIBERTAD.
El 25 de julio de 1812 cae la I República, después de que a Francisco de Miranda se le hiciera firmar una Capitulación. Una salida negociada con los españoles para darle fin a la I República.
Los españoles necesitaron de Bolívar para apresar a Miranda. Fue su punto de apoyo y sí lo comparamos con el momento que estamos viviendo ahora es una opción.
Revisando la carta de la Capitulación tenemos a un Saturno solitario en Capricornio en quincuncio con el Sol y Marte indicando decisiones que tomaron los demás por Francisco de Miranda.


La segunda mudanza de Saturno en su domicilio fue desde 1841 hasta 1844, en sincronía con el segundo mandato de José Antonio Páez, electo sin oposición.
Si lo relacionamos con el momento que estamos viviendo ahora en Venezuela, también es viable que quien tenemos ahora en Miraflores tenga su segundo mandato.
Es importante recordar que a los efectos de la ley de causa y efecto José Antonio Páez traiciona a Bolívar cuando realiza La Cosiata, el 30 de abril de 1826.  Páez muere casi en la miseria y en sus últimos años se le veía llevar una vieja ropa para ser remendada. Su cadáver fue embalsamado gratuitamente por el médico cubano Federico Gálvez. 
Los otros tránsitos de Saturno en Capricornio en el siglo XIX y primera parte del siglo XX coincidieron con las dictaduras de Guzmán Blanco, Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez caracterizadas por darles riquezas, cargos y prestigio a militares para mantener la lealtad.
Si lo asociamos con el presente es el apoyo que recibe el presidente por parte de la fuerza armada.
Por supuesto que entre ellos también se traicionaron como ocurrió con los compadres Castro y Gómez.



Cuando Rómulo Betancourt llega al poder en 1959 vino de la mano de Saturno en Capricornio y de la Constitución del 61 que rigió los destinos de Venezuela por 38 años. Una curiosidad astrológica es que dicha Constitución comenzó con el ciclo de Júpiter y Saturno en Capricornio.
Ese día en el cielo teníamos cuatro planetas dispositados por Saturno: Sol, Luna, Júpiter y Saturno lo que quiere decir que comenzaba un tiempo de estabilidad y de un realismo conservador.


Ahora bien, si comparamos ese momento con la nueva Asamblea Nacional Constituyente de ahora podemos indicar que ella está “facultada” para redactar una nueva Constitución ya que cuenta con el apoyo del Gobierno.
Saturno ingresará en Capricornio este 20 de diciembre permaneciendo allí hasta el 20 de marzo del 2020, con un retorno en los grados finales por efecto de la retrogradación entre julio y diciembre del 2020, fecha de un ciclo social importante que es de Júpiter y Saturno.
Para el 2 de abril del 2018 tendremos de nuevo otro ciclo de Saturno y Marte, junto a Plutón en el signo de Capricornio.
De este ciclo ya he escrito en el 2016: http://enriquetabruni.blogspot.it/2016/08/ciclo-saturno-marte-el-que-se-rinde.html   Lo que se puede agregar es que la conjunción Saturno/Marte formará un quincuncio cósmico con el Sol y la Luna hablándonos de inconvenientes, rupturas, obstáculos y renuncias.


El ultimo ingreso de Saturno en Capricornio fue hace 29 años que coincidió con el segundo mandato de Carlos Andrés Pérez quien gana las elecciones el 4 de diciembre del 88. Ese día teníamos en el cielo el planeta Saturno en conjunción a Urano y en cuadratura al planeta Marte indicando dificultades, recortes controles, rebeliones y momentos de cambios importantes.


El 27 de febrero de 1989, ocurre una explosión social llamada “El Caracazo” causada por una crisis económica, inflación, corrupción, aumento de la gasolina.

Levantando la carta astral del Caracazo tenemos tres planetas sociales en el signo de Capricornio, de los cuales dos estaban iniciando el ciclo de la conjunción de Saturno Neptuno que está relacionado con el comunismo y duran aproximadamente unos 37 años. En cada uno de estos ciclos, a nivel mundial se dieron eventos relacionados con movimientos obreros y el nacimiento, auge y caída de partidos comunistas. http://enriquetabruni.blogspot.it/2014/09/el-ciclo-de-saturno-neptuno-anuncia-el.html

Si lo comparamos con la situación actual de Venezuela todas esas condiciones están dadas para que vuelva a ocurrir. Saturno en el 2018 formara aspectos tensos con el sol y marte, sobre todo en el mes de abril que es cuando siempre ocurren eventos que dejan huella en el país.


En los atacires del ciclo Saturno/Neptuno vemos que para el 8 de abril del 2018 el ascendente le llega al medio cielo. El Sol con el infortunio ingresando en la casa VIII. Esto pudiera escenificarse como controles, limitaciones y dificultades económicas para la figura presidencial.

Capricornio nunca da nada gratis. Él exige esfuerzo, constancia y hace que muera lo que ya cumplió su misión.
Saturno es lento pero constante y nada lo detiene. Cuenta con recursos y apoyos que no se imagina que tiene. Puede escalar y llegar a la meta solo, pero también le gusta ver el esfuerzo del trabajo de todos.

La riqueza de un país no está sólo en el subsuelo sino en la riqueza interior de cada uno de sus habitantes. ¡De esa manera se puede salir ADELANTE!!!
¡Dios bendiga a Venezuela y a los venezolanos de buena voluntad!!




sábado, 7 de octubre de 2017

JUPITER EN ESCORPIO PARA VENEZUELA ¿Y QUE SERA LO QUE QUIERE EL NEGRO?



 "Mami yo me acuesto tranquila
Me arropo pies a cabeza
Y el negro me destapa
Mami que será lo que
quiere el negro?
Mami que será lo que
quiere el negro?

Quien no bailó este merengue de Wilfrido Vargas, en donde era demasiado obvio lo que quería el negro. Mientras que en el mundo político los candidatos disfrazan sus verdaderas intenciones con retoricas, estrategias, argumentos, palabras y al final los ciudadanos pagan el haber elegido bien o el haber elegido mal.

Desde los tiempos de los griegos, en el siglo V a. C, la democracia fue creada como un gobierno que no debía ser ejercido por un rey ni jefe, sino por un consejo elegido entre los ciudadanos. 

Los griegos creían en Zeus (Júpiter para los Romanos) el Rey de los Dioses quien tenía poderes sobrenaturales. Ese Zeus mitológico cada año cambia la materia que le va a dar a sus alumnos y como buen maestro que es, podremos aprender de sus enseñanzas. Caso contrario nos tocará esperar otros 12 años, que es el tiempo que tarda en darle la vuelta a la rueda zodiacal.


Cuando Júpiter cambia de signo y le toca mudarse al Reino de Plutón se abre una puerta para que se manifiesten comportamientos no muy claros de algunas personas. Esto es debido a que el octavo signo del zodiaco se relaciona con el misterio, la desconfianza, el ocultar parte de la verdad, la sexualidad.
Por ser Júpiter un planeta que todo lo expande permite entender cuáles son las verdaderas intenciones de las personas que tenemos al lado. Nos convierte en detectives para descubrir mentiras y lograr que se caigan las caretas.

Revisando los años en que este planeta transitó por Escorpio encontramos algunas curiosidades interesantes en el caso venezolano.

Los tiempos de la Revolución Liberal Restauradora, que comenzó a finales de 1898 hasta diciembre de 1899, coincidió con el movimiento planetario de Júpiter en Escorpio.
Imaginemos a dos caudillos compadres como Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez que con el lema de «Nuevos hombres, nuevos ideales, nuevos procedimientos», buscaban acabar con la crisis del Gobierno de Ignacio Andrade, pero lo que lograron fue hacer huir al presidente y ratificar en sus cargos a algunos ministros del derrotado gobierno. En pocas palabras sacaron del medio a los que ya no les hacían más falta. Un quítate tú para ponerme yo.
En 1910 Juan Vicente Gómez fue elegido por el Congreso Nacional para un periodo de 4 años. Los venezolanos lo aclamaron como un hombre que iba a gobernar democráticamente, y lo consideraban como el polo opuesto de Cipriano Castro, su jefe y compadre. Astrológicamente a finales de ese año el planeta Júpiter ingresó en el signo de Escorpio coincidiendo con las verdaderas intenciones de Gómez de permanecer para siempre en el poder. El planeta Plutón en la carta natal de Gómez desde el signo de Tauro forma un aspecto tenso a su Sol, característica encontrada en el cielo de dictadores y gobernantes que aman el poder.
En 1923 y 1935, con Júpiter transitando en Escorpio, Gómez seguía manejando el país como su hacienda privada y todos sabían que sólo la muerte lo sacaría de escena.
Luego de la Revolución de octubre del 45 llegamos al fin del Gomecismo y al inicio de Acción Democrática como primera fuerza política en Venezuela. Júpiter en Escorpio ingresa en octubre del 46 coincidiendo con un Rómulo Betancourt presidente de una Junta de Gobierno con intenciones de que los adecos se quedaran mandando en Miraflores.

Pero tuvieron que pasar 12 años y que unos días antes de la caída de Pérez Jiménez, el 23 de enero del 58, el planeta Júpiter ingresará de nuevo en el signo de Escorpio. Comenzó entonces la Venezuela democrática con adecos deseosos de retomar el poder de la mano de su líder Rómulo Betancourt, quien fue electo como presidente de Venezuela en diciembre de ese año.

A finales de 1969 tenemos a un personaje que inicia su primer mandato como oposición de A.D: Rafael Caldera, fundador y líder del partido COPEI, quien haría de todo para regresar al poder o de la mano de ese partido o con cualquier otro.
Y llego finales del 93, otro ingreso de Júpiter en Escorpio y el retorno de Rafael Caldera en el poder. Empezando su segundo mandato firma un indulto para sacar de la cárcel a Hugo Chávez un 26 de marzo de 1994. Justo ese día en la carta natal de Chávez el planeta Júpiter le hace un trígono a su Luna y a su Júpiter en cáncer, otorgándole mucha popularidad y mostrando sus intenciones de quedarse en el poder no por ahora sino como sea.

El 25 de octubre del 2005, Júpiter regresó al reino de Plutón. Un año importantísimo para el poder legislativo ya que en diciembre de ese año se tendrían unas elecciones para elegir a los diputados de la Asamblea Nacional. La mayoría de los candidatos de la oposición, de la mano de Ramos Allup, se retiraron de la contienda argumentando su falta de confianza en el poder electoral venezolano. Resultado: un 75% de abstención y unas elecciones en donde todos los escaños de la A.N. fueron ganados por simpatizantes de Chávez, quienes estaban claros en quedarse para siempre en el poder.

Llegamos al 10 de octubre del 2017 cuando Júpiter se mudará hasta el 8 de noviembre del 2018 en Escorpio. Cinco días después tenemos en Venezuela unas elecciones Regionales. Unos gobernadores que si son democráticos le deberían de quitar poder al Rey.
A estas alturas ya están claras las intenciones de quienes están en el poder. ¿Se lo vamos a poner fácil???

¡DIOS BENDIGA A VENEZUELA Y A SUS GOBERNANTES!!!!

sábado, 29 de julio de 2017

INFLUENCIA DE LA LUNA PROGRESADA EN LA CONSTITUYENTE DE VENEZUELA


En esta semana mi amigo el astrólogo Walter Anliker me comentó que el próximo año vamos a tener una luna llena progresada sobre la carta natal de Venezuela y me preguntó que ocurrió en el 2004 cuando por progresión tuvimos una luna nueva.
Como soy curiosa me puse a investigar las lunas nuevas y llenas progresadas desde el nacimiento de Venezuela.
La luna es el espejo del sol y por donde pasa produce cambios en la vida de las personas y de los países. Tarda 28 años, aproximadamente, en darle la vuelta al zodiaco y produce cada 14 años una luna nueva y una luna llena.
Cada 30 años la luna progresada (que se mueve aproximadamente 13 grados por año) se une al sol progresado (que viaja a 1 grado por año), formando una luna nueva e indica tanto el comienzo como el final de un ciclo. Es superar algo que ya paso.
Si revisamos la Historia de Venezuela, bajo la lupa de las progresiones secundarias de las luminarias, encontramos eventos que nos hacen entender lo que estamos viviendo en la actualidad en nuestro amado país.
El día que se firmó el acta de independencia en Venezuela, ese 5 de julio de 1811, observábamos en el cielo una luna llena que transitaba por la Constelación de Capricornio. Signo que representa a los conservadores, tradicionalistas, ambiciosos quienes pensaban que creando una República podrían controlar todo a través de una Constitución. Se redactó una de corte federalista que fue la primera en Hispanoamérica. Sólo tuvo una vigencia de un año.

LLEGARON LOS OLIGARCAS
La primera luna nueva progresada en la carta de Venezuela fue en el signo de cáncer. Era el 30 de abril de 1826 cuando uno de los próceres de la Independencia: José Antonio Páez a través de una Revolución llamada de los Morrocoyes o también conocida como La Cosiata decide separar a Venezuela de la Gran Colombia.
Esta lunación ocurrió en los últimos grados de cáncer (pasado) indicándonos que estaba naciendo otra Venezuela que ya no era la que había soñado Simón Bolívar. Se acababa un ciclo para empezar algo nuevo. Pero……




El catire Páez llega al poder, dando inicio a la IV República cuando el sol progresado de Venezuela ingresaba en el signo de leo. Momento en que se sanciona una nueva Constitución, la del 22 de septiembre de 1830.



La luna llena habla de polarizaciones. No todo era partido conservador. En el segundo mandato de José Antonio Páez aparece el partido liberal con el lema: “más quiero una libertad peligrosa que una esclavitud tranquila”. 
También Páez  se debe reivindicar y honrar al Libertador trayendo sus restos a Caracas el 17 de diciembre de 1842.
En ese periodo tuvimos una luna llena progresada en el signo de acuario y el sol se encontraba en el signo solar del Libertador. Una luna llena muy parecida a la que tendremos en abril del 2018.

En ese momento de luna llena, el 5 de mayo de 1841 se promulga en Venezuela la “Ley de Espera y Quita”, estableciendo que para que un deudor obtuviese el beneficio de darle un plazo de pago para una deuda vencida, debía contar con el consentimiento unánime de todos los acreedores. Era una ley para evitar los mala paga. Si la trasladamos a la próxima luna llena el 2018, con el sol en acuario y la luna en leo los venezolanos exigiremos que nos paguen nuestros acreedores políticos y comerciales.


LLEGARON LOS LIBERALES

La luna nueva progresada en leo de 1856 coincidió con la aprobación, el 28 de abril de 1856, por órdenes del presidente de la República el liberal José Tadeo Monagas, la Ley de División Político Territorial, que contempló que el territorio venezolano estuviera dividido en 21 provincias.
Inmediatamente después, a manera dictatorial, en 1857, se aprueba una Constitución que aumenta el período presidencial a 6 años, el presidente puede ser reelegido y se centraliza la organización del Estado. Pura oligarquía liberal.


 Antonio Guzmán Blanco llega al poder el 27 de abril de 1870 cuando derroca al gobierno provisional de Guillermo Tell Villegas. En ese momento, en progresiones secundarias, tuvimos una luna llena en piscis que significó que el «Gran Autócrata Civilizador» a través de sus ideales se perpetuara en el poder.
Esa luna en piscis le hacía conjunción al sol de Guzmán Blanco, por lo que a partir de ese momento estuvo mandando por casi dos décadas.

 LLEGARON LOS CAUDILLOS GOCHOS 
A fines del siglo XIX, Venezuela atraviesa por una etapa de grandes dificultades tanto políticas como económicas, como consecuencia de la caída de los precios de sus principales productos de exportación (Café, ganado, cuero). En términos generales, estas condiciones fueron razones suficientes para que Cipriano Castro se alzará en armas en tierras del Táchira, el 23 de mayo de 1899, con el propósito de tomar Caracas y establecer un gobierno que luego bautizaría como Liberal Restaurador. Juan Vicente Gómez lo acompaña en esta nueva expedición militar, pero ya con el grado de General y como segundo jefe expedicionario. Finalmente, Castro y su Revolución Liberal Restauradora entran triunfantes en Caracas el 22 de octubre de 1899.
Si levantamos la carta progresada para esa fecha encontramos que el sol se encontraba transitando en el signo de libra y la luna llena en el signo de Aries. Un ciclo que daba inicio a la larga hegemonía de los andinos en el poder. Como nota curiosa tenemos al sol natal de Cipriano Castro haciéndole una conjunción al sol progresado de Venezuela.



En mayo de 1915 tuvimos una luna nueva en libra y el 3 de mayo de ese año el Congreso Nacional eligió al general Juan Vicente Gómez, presidente constitucional para el Septenio 1915-1921


Con Juan Vicente Gómez en el poder se cambiaron siete Constituciones y el 29 de mayo de 1929, con una llena progresada en el signo de tauro, se modifica la Carta Magna para colocar gomecistas fieles al hombre amo del poder. Apego puro.




En marzo del 45 tuvimos una luna nueva progresada en el signo de Escorpio. Era un año de luchas de poderes en donde militares de las nuevas promociones, reunidos en la Unión Patriótica Militar, dirigidos por el Mayor Marcos Pérez Jiménez, en asociación con líderes de Acción Democrática, entre los que destaca Rómulo Betancourt realizan un golpe cívico militar para derrocar al General Isaías Medina Angarita.
Medina fue la víctima de una insurrección contra un sistema de gobierno que él heredó, de la época de Gómez.



LLEGO LA DEMOCRACIA REVOLUCIONARIA:

Tras la caída del dictador Marcos Pérez Jiménez, Rómulo Betancourt regresa al país y el 7 de diciembre de 1958 con el apoyo de Acción Democrática es electo presidente Constitucional de Venezuela.
El día de las primeras elecciones en la era democrática venezolana tenemos una luna llena progresada en géminis en donde tuvimos la más baja abstención en toda la vida democrática. Para ese momento el sol progresado en sagitario estaba sobre el neptuno de Venezuela. Neptuno es el regente de piscis que era el signo de Rómulo Betancourt.

La luna está relacionada con las necesidades de los electores y por ello cada vez que cambia de signo da un matiz particular al contexto político y social de un país.


Es importante recordar que unas semanas después de las primeras elecciones democráticas llega a Venezuela el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, quien por cierto no llego al poder de manera democrática. Era el 23 de enero de 1959, y fue el primer viaje al exterior luego del triunfo de la “revolución cubana” aquel primero de enero de 1959.
En ese momento nadie podía imaginarse que los Castros tendrían 50 años después tanta influencia en Venezuela.



Por segunda ocasión desde el restablecimiento de la democracia en 1958, un presidente en ejercicio Rafael Caldera, entrega el mando al candidato de otro partido político, consolidando de esta manera el sistema político democrático en Venezuela. Era el 12 de marzo de 1974 y unas semanas antes habíamos tenido una luna nueva en el signo de sagitario, que le hacía conjunción al saturno natal de Venezuela. Necesitábamos un presidente ahorrativo, no despilfarrador.
Era el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez quien nacionalizo la industria petrolera haciendo que ingresaran al país “petrodólares”” y convirtiéndonos en una “Venezuela Saudita”

Pasan 14 años y el 4 de diciembre de 1988, vuelve a ganar el gocho Carlos Andrés Pérez con un 53% de los votos. En ese momento por progresiones secundarias el sol  estaba en capricornio y la luna llena  en cáncer haciendo que los venezolanos eligieran a alguien del pasado. Una luna en conjunción con el sol de la carta natal de Venezuela. 
30 años después de la primera visita a Venezuela, Fidel Castro regresa a la toma de posesión de Carlos Andrés Pérez. 
¿Se cerraba o se abría un nuevo ciclo?


Llegamos a la era de Chávez y en el 2004 tenemos una luna nueva progresada en el signo de capricornio. Momento en donde los venezolanos necesitábamos escoger de manera objetiva y tomar el futuro del país de manera muy seria.
El 15 de agosto del 2004 se realizó un referéndum activado por la oposición para intentar destituir democráticamente al presidente Hugo Chávez mediante el voto popular según lo previsto en la Constitución del 99. Esa lunación se dio en el signo de Capricornio (Exilio o Destierro) por lo que el triunfo de Chávez en el Referéndum fue logrado gracias al apoyo de sus aliados.
Las lunas nuevas siempre hablan de inicios, es dejar el pasado y comenzar para que cuando la luna forme de nuevo oposición con el sol nos veamos obligados a realizar algún tipo de alianza o ruptura con algo o alguien.

Para abril del 2018 tendremos la próxima luna llena progresada en Venezuela cerrando el ciclo de los oligarcas que empezó con José Antonio Páez.
Durante la luna llena siempre vivimos el momento más intenso del ciclo lunar. Es un logro o un desengaño. Es cuando los miedos o las esperanzas se materializan. Aun cuando nuestras luchas hayan terminado será el momento de plantearnos nuevos objetivos. Las crisis ayudan a ser mejores ciudadanos.

Con la luna llena en el signo de leo los venezolanos seremos protagonistas de algo muy importante. Necesitamos tener amor propio y sentirnos de nuevo admirados. Será un tiempo de invertir en reconstruir el país y en unirnos como una sola familia. Sin odios, sin división.
Estamos a las puertas de un cambio Constitucional con el sol progresado en acuario.
Cuando escribí mi primer artículo  sobre el histórico del sol progresado en mayo del 2011, siempre supuse que tendríamos un cambio en la Constitución a partir del 2012 ya que ha sido una constante cada vez que el sol progresado cambiaba de signo. Pensé también que por estar en el signo de acuario podría darse de manera repentina, inesperada y revolucionaria o que también tuviéramos un verdadero socialismo de igualdad, libertad y fraternidad. Acuario rompe estructuras caducas y hace cosas diferentes. La violación de la Constitución es ejemplo de ello. En mi investigación descubrí que hay un cambio en la Constitución cuando el sol progresado transita por los primeros grados del signo.
Hoy, 30 de julio tenemos a un sol a 6 grados de acuario y una luna a punto de pasar al signo de Leo. Si la luna es el pueblo y el sol es el gobernante la lógica es que el presidente le dé el poder al pueblo.
Una luna progresada que está a 28 grados de cáncer, igual que en 1826 cuando Páez decide que nos separemos de la Gran Colombia.
En estos momentos tenemos en Venezuela a un presidente con sangre colombiana que busca aislar a Venezuela del mundo, convertirnos en una isla y regresarnos a la época de la Guerra de la Independencia.
Todos los dictadores manipulan la Constitución a su antojo para perpetuarse en el poder, pero sabemos también que las campanas suenan a los dos lados y que un presidente no es el dueño del país y que cambiando la Constituyente no se cambia la conciencia de LIBERTAD de los ciudadanos.
¡DIOS BENDIGA A VENEZUELA Y A SUS CIUDADANOS!!



martes, 25 de abril de 2017

EL NODO NORTE EN LEO PARA VENEZUELA: VALENTÍA, VOLUNTAD, VICTORIA




En la Edad Media existían los feudos que eran monarquías heredadas que daban concesiones a cambio de prestaciones políticas y militares a sus vasallos a través de un juramento de fidelidad. Era una sociedad jerárquica en donde en la base de la pirámide estaban los siervos, campesinos, quienes estaban atados a la tierra y se compraban o vendían junto con ella. Seguidamente estaban los caballeros, obispos, señores y abades. Poco más arriba se encontraban los duques, condes y altos prelados, y por último en su cúspide se encontraba el rey. 
Los señores feudales contaban con todo el control, desde el control de las mercancías, comida, hasta la justicia aplicable en el lugar.
La gente tenía su vivienda, su terreno y sus bienes, pero al mismo tiempo no. Todo les pertenecía a los señores feudales, quienes podían disponer de la propiedad cuando quisieran.

En pleno siglo XXI tenemos un país que utiliza las mismas prácticas de la Edad Media. Los que gobiernan, desde hace 18 años y medio, se sienten los dueños absolutos del territorio nacional, incluyendo todos sus recursos.
Leo es el signo asociado a la monarquía y no es casual que el mandatario que inició a gobernar Venezuela en 1999: Hugo Chávez Frías tuviese su Sol en ese signo.
El 2 de febrero de 1999, cuando se juramentó como el 56 presidente de la República de Venezuela (el Nodo Norte en Leo) se encontraba transitando sobre su Plutón natal, por lo que las “circunstancias” lo estaban obligando a cambiar. Oportunidad única de utilizar su poder para transformar a su país sin resentimientos, ni venganzas.
Ese ciclo nodal había empezado el 20 de octubre del 98 y duraría hasta el 7 de abril del 2000. Coincidió con unas elecciones presidenciales en diciembre del 98 y dos referéndums: uno el 25 de abril del 99 para pedir la sustitución de una constitución por una nueva y el otro el 15 de diciembre en donde se aprobó una nueva Constitución.
Han pasado 19 años desde entonces y otra vez el universo nos vuelve a abrir otro ciclo nodal en el eje Leo/Acuario que comenzará el próximo 9 de mayo hasta el 7 de noviembre del 2018.
Ahora al igual que en el 99, también se está hablando de una Nueva Constituyente. Es importante mencionar que los Nodos, cada vez que regresan a su posición inicial nos hablan de un cierre de ciclos kármicos.

ULTIMO CHANCE DEL NODO NORTE
Los Nodos son la intersección entre el recorrido aparente del sol (la eclíptica) y la órbita de la luna alrededor de la tierra y se mueven en sentido horario (por eso están siempre retrógrados). Ellos cada 19, 38, 57, 76 años (aproximadamente) vuelven a su posición inicial. El Nodo Norte y Sur están siempre a 180 grados. Por lo que cuando el Nodo Norte ingresa en el signo de Leo, el Nodo Sur ingresa en Acuario.
Leo y Acuario son signos fijos y aun cuando representan las dos caras de una misma moneda la diferencia está en que cuando el Nodo Norte está en Leo prevalece la voluntad y no soportamos que nada ni nadie nos corte las alas o nos esclavice. Tenemos más confianza y menos miedo. El Nodo Norte en Leo nos invita a ser valientes y a guiarnos por nuestro corazón.
El Nodo Sur en un signo de Aire como Acuario, está más relacionado con lo colectivo, con lo revolucionario. Es el momento de abandonar creencias dogmáticas que lo único que logran es enriquecer a unos pocos.
El Nodo Norte en un signo de fuego es como una luz que nos hará ver cosas que no creíamos que existían y el “darnos cuenta” que no se puede desvalorizar a nadie porque los que hoy están abajo pueden estar pronto arriba.
El fuego de Leo puede darnos calor, pero también puede quemarnos y destruir todo lo que toca. Nos regala fuerza, carácter, voluntad, suceso, pero por otro lado nos puede hacer perder ocasiones por orgullo o presunción. La agresividad, la destrucción, la imposición, los juegos de poder son la cara negativa del León.
El Nodo Norte necesita del Nodo Sur, se deben complementar y estar en equilibrio. No puede encenderse una llama (fuego astrológico) sin oxígeno (aire astrológico).
En la Historia venezolana hay innumerables eventos en donde tuvimos situaciones en donde la energía de los Nodos en LEO/ACUARIO nos trajo miseria, desolación o progresos y oportunidades.

GUERRA FEDERAL: Pueblo contra pueblo
En el siglo XIX, la Guerra Federal comenzó justamente cuando el Nodo Sur ingreso en el signo de Leo: febrero de 1859. Fue una lucha entre dos tendencias políticas enfrentadas: federalismo vs centralismo. En ese momento el planeta Neptuno, al igual que ahora se encontraba transitando en Piscis sobre el Plutón de la carta natal de Venezuela.
Los protagonistas de la Guerra Federal fueron Ezequiel Zamora y Juan Crisóstomo Falcón, por el lado liberal, y José Antonio Páez, por el bando del gobierno conservador.
En estos momentos, en Venezuela estamos viviendo enfrentamientos parecidos a los del siglo XIX; además de tener a un mandatario que utiliza el nombre de Zamora para darle un estatus a los militares, a través de un plan que le da armas a los colectivos y miembros de milicias bolivarianas como fuerzas de choque contra los manifestantes de la oposición venezolana.
Ezequiel Zamora termina muerto de un disparo en la cabeza, el 10 de enero de 1860, debido a una traición de alguien que estaba en su mismo bando.
Aquí podemos ver un uso indebido de egos para tener poder y control a toda causa, sin importar la destrucción del país y de sus líderes.


DEMOCRACIA REPRESENTATIVA Vs DEMOCRACIA PARTICIPATIVA
Un momento importante para Venezuela, en el siglo XX, donde se le dio un buen uso a la energía de los Nodos en LEO/ACUARIO fue durante el gobierno de Isaías Medina Angarita. El nodo norte ingreso en Leo en noviembre del 42 y estuvo hasta abril del 44 fue un momento en donde se sembró el espíritu democrático en la conciencia del pueblo venezolano y se le dio protagonismo al colectivo nacional para tomar protagonismo decisivo en la lucha por la igualdad social.
Otra ocasión única del ingreso del Nodo en Leo fue en el Gobierno de Rómulo Betancourt, que coincidió con la primera visita oficial del presidente de los Estados Unidos a Venezuela: John Kennedy. En diciembre del 61 Betancourt firmó un programa de ayudas diseñado por el Gobierno estadounidense para contrarrestar el avance de la Revolución Cubana en la América Latina.

Ahora en el siglo XXI, tenemos de nuevo el ingreso Nodal en el eje LEO/ACUARIO, la misma posición que tiene Nicolás Maduro en su carta natal.  
Tenemos en Venezuela a muchos líderes que quieren mantener su cuota de poder, sin importarles la participación del pueblo.

Si queremos que los partidos que nos gobiernan tengan presente una Venezuela federal, descentralizada, que se desarrolle totalmente, necesitamos pensar y actuar de manera nacional, sin complicidades entre los que hacen negocios con los fondos públicos.
En la Constitución del 99, que nació con el Nodo en Leo, se habla de la democracia participativa en donde el pueblo está habilitado para manifestarse a través de referéndum o plebiscitos.
Nuestra Constitución es muy clara en su artículo 158 cuando habla de darle poder a la población para el ejercicio de la democracia, no para favorecer a los herederos de la monarquía.
El mensaje del Nodo Norte en Leo está muy claro o nos unimos o nos destruimos.
Leo es la voluntad, Acuario es la libertad. La libertad es como el aire, nos damos cuenta de lo que vale cuando nos falta y un pueblo la obtiene cuando está dispuesto a luchar.


DIOS BENDIGA A VENEZUELA Y A LOS VENEZOLANOS!!