Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 19 de mayo de 2013

JÚPITER EN CÁNCER PARA VENEZUELA: Independencia o dependencia??


Bolívar sabía que un pueblo ignorante, pobre, hambriento, enfermo no era un pueblo libre. El no tener nuestras necesidades básicas cubiertas hace depender de terceros para satisfacernos. Necesitamos un padre, necesitamos vivienda, necesitamos alimento. Todo viene de afuera, de allí que dependemos hasta de lo que comemos, por eso no somos libres.

Bajo la lupa astrológica, Venezuela es Cáncer, un signo regido por la Luna que es la madre que busca y da protección a sus seres queridos.. El tener al Sol, Marte, Urano y Plutón en signos de agua hace que nuestras decisiones sean impulsivas, cambiantes y emocionales. Esto nos convierte en un país  influenciable por modas, costumbres, comidas, filosofías que vienen de afuera produciendo una transculturización. Somos un país con una mezcla de diferentes culturas que ha producido un cambio en nuestra identidad.
La cultura en astrología está representada por Júpiter, que son nuestras creencias y valores. En el caso de Venezuela este planeta se encuentra en el signo de Géminis por lo que somos una mezcla de identidades influenciables por terceros. Júpiter también es el padre bueno que nos satisface nuestras necesidades. Dependiendo en cúal casa se encuentre y qué aspectos forme con otros planetas tendremos más oportunidades para lograr lo que queremos. Nuestro país tiene a este planeta opuesto a Saturno por lo que para alcanzar el éxito tenemos que superar pruebas difíciles. Esta oposición  produce insatisfacción haciendo que busquemos los caminos más fáciles para evitar el deber.

A partir del 25 de junio el planeta Júpiter transitará durante un año en el signo de Cáncer por lo que nos sentiremos más cómodos y a que gastemos más de la cuenta. Este planeta aún cuando se encuentra exaltado en el signo de Cáncer, no estará apoyado por tránsitos “armónicos” de otros planetas. Para julio y agosto del 2013 se le colocarán enfrente  Plutón en Capricornio, causando tensiones económicas, sociales y políticas. Y además, desde diciembre hasta junio del 2014, la cuadratura con Marte  en Libra, unida a Urano en Aries traerá una verdadera revolución económica. La austeridad será la palabra clave que utilizarán los gobiernos a nivel mundial.

Pero la pregunta es:   Cómo afectará a Venezuela y a Henrique Capriles, ya  que ambos son del signo de Cáncer??
Para el caso de Capriles el planeta Júpiter le hará una oposición a su Júpiter natal por lo que podrá producirse algún problema legal que le impida hacer lo que él quiera. Aunque tenga oportunidades deberá superar obstáculos. Le favorecerá viajar y contactos con extranjeros. Júpiter tocará a su Sol en mayo del 2014 comenzando un nuevo ciclo de 12 años

Todos los signos cardinales: Aries, Cáncer, Libra y Capricornio necesitarán asumir algún tipo de sacrificio y retos para salir adelante. Las cuadraturas nos exigen esfuerzos y es normal que para tener éxito, primero necesitemos esforzarnos. Es un año donde todos los venezolanos debamos emplear energía o nuestra fuerza para conseguir algo, venciendo dificultades. Necesitamos ver las piedras como escalones para avanzar.

Plutón desde Capricornio podrá producir algún tipo de enfrentamiento a través de personas que dificulten el logro de nuestros propósitos. Nos sentiremos atados y que dependamos de otros para llegar a la meta.

Enero y Febrero del 2014 serán claves para Venezuela ya que tendremos al planeta Júpiter sobre el Sol de nuestro país, además de Urano y Marte haciéndole una cuadratura, y Plutón una oposición. El Sol, que en astrología representa al gobernante, seguramente será movido por algún acontecimiento marciano, uraniano y plutoniano. Podrá nacer un nuevo gobierno que implemente  controles. Los países que vivan con algún tipo de dictadura se verán más afectados, ya que Plutón saca el lado obscuro de los gobernantes. Adicionalmente a esto, el planeta Saturno estará  tocando a Urano y a Marte. Ellos están ubicados en la casa II de Venezuela. Esta posición genera que la despensa este vacía y cueste muchísimo llenarla.

En nuestro país la última vez que Júpiter transitó por el signo de Cáncer fue desde julio del 2001 hasta julio del 2002. Coincidió con el período de  los paros nacionales respaldados por la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV),  Fedecámaras y por una gran parte de la población venezolana quienes rechazaban las políticas del gobierno de Hugo Chávez Frías. Todos recordamos el 11 de abril del 2002 con la famosa marcha que llegó al Palacio de Miraflores dejando alrededor de 20 muertos y más de 100 heridos. A raíz de esos acontecimientos se desató una crisis militar y asumió la presidencia Pedro Carmona Estanga, quien duro sólo un día en el poder hasta que regresó Hugo Chávez, aludiendo que se le había dado un golpe de estado. Ese mes de abril el planeta Júpiter estaba transitando sobre el Sol de Venezuela, por lo que se pudiese pensar que existía una protección hacia la figura presidencial.

Anteriormente, en agosto del 89, Júpiter permanecía en  el signo de Cáncer y en nuestro país tuvimos por primera vez unas elecciones para escoger directamente a gobernadores, alcaldes y concejales. Fue el momento cuando comenzaron a brillar los liderazgos regionales trayendo un cambio de conducta en los procesos electorales. El año 89 cerró con una inflación del 81%, mientras las reservas internacionales subían.

Otro transito importante de Júpiter en Cáncer, en nuestro país, fue 1967 cuando del 8 al 11 de Mayo el ejército y guardia nacional de Venezuela evitaron una invasión de guerrilleros y espías cubanos que desembarcaron por la playa de Machurucuto. Ellos buscaban derrocar al entonces presidente venezolano Raúl Leoni. Para ese momento el planeta Júpiter le estaba haciendo un trígono al Marte natal de Venezuela protegiendo a nuestros militares.

En el año de 1943 con Júpiter en Cáncer, el mundo estaba afectado por la II Guerra Mundial y Venezuela protegía sus campos petrolíferos y sitios estratégicos de posibles sabotajes. Unos meses antes fue hundido por un submarino alemán un tanquero venezolano  cerca de nuestras costas.

El 22 de marzo de 1931 cuando Júpiter estaba sobre el Sol de Venezuela un grupo de estudiantes venezolanos exiliados en Barranquilla (Colombia) elaboraron un programa de acción que planteaba la lucha contra el régimen de Juan Vicente Gómez. Entre los firmantes figuraba Rómulo Betancourt y Raúl Leoni (Generación del 28) quienes más adelante fueron los protagonistas de la vida política venezolana. En el Plan de Barranquilla se buscaba excluir a los militares de la administración del estado y revisar los contratos y concesiones celebrados por la Nación venezolana con el capitalismo nacional y extranjero.

Todos estos acontecimientos muestran algunos de los efectos de Júpiter en Cáncer que son PROTECCIÓN Y NACIONALISMO. En el pasado se cuido el país, sus recursos y su gobernante. No se permitía la ruptura del hilo constitucional, ni que países nos invadieran. Júpiter en Cáncer sobre el Sol de Venezuela incrementa la nacionalidad y el  regionalismo.

El venezolano es un pueblo noble, familiar que le pide la bendición a su madre. Eso es típico de cáncer, pero por otro lado somos cómodos, nos encanta que otros nos resuelvan la vida y nos satisfagan las necesidades. Actualmente estamos viviendo un período de escasez que nos está preparando a que produzcamos nuestros propios recursos. No es posible que los ingredientes del plato típico de Venezuela (el pabellón) sean importados.   

El otro día un economista comentaba que si no fuera por la Polar (Industria de alimentos venezolana) tendríamos que esperar que los cascos azules de la ONU nos lanzaran alimentos. Eso me hizo pensar en Júpiter en Cáncer: algo celestial que nos mande comida.
Júpiter, sí nos provee de alimento, pero para ello hay que salir del nido y producirlo. Para tener independencia económica y soberanía alimentaria necesitamos, como decía Arturo Uslar Pietri: “sembrar petróleo” y estar orgullosos del plátano que cosechamos.


 


viernes, 3 de mayo de 2013

LOS PLUTONAZOS EN VENEZUELA





Todos los procesos nos transforman. La  muerte de un ser querido, un divorcio, una mudanza son algunos de los eventos que dejan huella en nuestras vidas. En la astrología hay un planeta que siempre está presente en esos procesos: PLUTÓN. Cuando llega nos da una sacudida y exige que cambiemos o que nos enfrentemos a las consecuencias de nuestras acciones y elecciones. Plutón nos libera, y para ello debe ocurrir siempre una muerte, un sacrificio. Para poder renacer de las cenizas, primero hay que morir.
Venezuela es un país con recursos plutonianos. No es casual que nuestra principal fuente de ingresos sea el petróleo. Entre los fenómenos Pluto - Escorpiónicos  está la descomposición y putrefacción de los cuerpos después de llegada la muerte que es lo que origina el famoso “oro negro”.
Plutón fue descubierto como planeta, el 18 de febrero de 1930 mientras transitaba por Cáncer, el mismo signo de nuestro país Venezuela.
Los años que Plutón transitó en el signo de Cáncer: (1914 -1939) fue el período en donde el Imperialismo Yanqui hace su entrada triunfante en nuestro país. Comienza la explotación petrolera y nuestra economía comenzó a ser controlada por grandes empresas norteamericanas, inglesas de manera exclusiva.
En 1922  se descubre el pozo petrolero “Barroso 2" y comienza la explotación del petróleo. En ese año Plutón estaba tocando el Sol de Venezuela. Para 1923 cuando Plutón vuelve a formar aspecto de conjunción hay un acontecimiento que conmociona la opinión pública. Es el asesinato al vicepresidente y hermano del dictador Juan Vicente Gómez. El gobierno le atribuyó esa muerte a la oposición y aumentó la represión en contra de sospechosos.
En 1924, 1925 y 1926 tuvimos otras conjunciones de Plutón al Sol de Venezuela, esta vez acompañadas también con el planeta Saturno en el signo de Escorpión. Fueron años de muchas manifestaciones de calle contra la dictadura y donde comenzaron a participar los estudiantes, pertenecientes a la llamada “Generación del 28”.
Cuando Plutón transitó por el signo de Libra: (1972 - 1984)  seguíamos dependiendo del petróleo. Fue el periodo de la Nacionalización de Hidrocarburos y cuando la industria petrolera pasó a manos de la República, un primero de enero de 1976. En ese momento el planeta Plutón le estaba haciendo una cuadratura a nuestro Sol venezolano. El problema de ese período es que nos llego mucho dinero con poco esfuerzo, haciendo que los despilfarráramos y nos endeudáramos. 
Llegamos a los años de Plutón en Escorpio: (1984 -1995). Curiosamente en 1988 vuelve a asumir la presidencia por segunda vez el escorpión Carlos Andrés Pérez. Esta vez no tuvo los ingresos petroleros del 76 de “las vacas gordas” sino que se requería un nuevo modelo económico, ya que los precios del petróleo habían bajado notablemente. Los años 88 y 89 coincidieron con los trígonos de Plutón al Sol natal de Venezuela. El estallido social del “Caracazo” coincidió con la retrogradación de Plutón. Nunca antes había vivido el país una situación como ésta. Plutón en trígono al Sol de Venezuela exigía beneficiar a la sociedad. Tanto escorpio como Plutón son energías transformadoras que marcan finales y nuevos comienzos. Recordemos que a nivel mundial en 1989 se derrumbo el muro de Berlín.
En marzo del 2013 cuando se anunció la muerte de Hugo Chávez el planeta Plutón, desde el signo de Capricornio, le estaba haciendo una oposición al Sol de Venezuela. La muerte de un presidente es un evento transformador y más en un país paternalista como Venezuela.
Los meses de Enero y Febrero del 2014 seguramente serán también plutonianos. Esta vez con mayor intensidad. En lo que va del año estamos experimentando en nuestro país una “destrucción del tejido social en decadencia”. Es decir están saliendo a la luz todas las miserias humanas, con todos los atributos de desunión, egoísmos, autoritarismos. Es la lucha de la luz con la sombra, la vida con la muerte, la verdad contra la mentira. Todo aquello que se construya desde la ambición y el egoísmo se cae.
Hay que entender el significado de Plutón en Capricornio que quiere que sembremos las mejores semillas, pero para ello nos presiona a través de pruebas y golpes “plutonianos”. A nivel político exige nuevas estructuras para lograr nuevas metas. Cada país necesita su propia identidad. No es la identidad europea, no es la identidad norteamericana, tampoco es la cubana. ES LA IDENTIDAD VENEZOLANA. Recordemos que durante el último tránsito de Plutón en Capricornio (1762-1778) fue cuando Venezuela es creada como Capitanía General,  un 8 de Septiembre de 1777, siendo provincia de España. Esa carta tiene al planeta Marte en Escorpio, igual que lo tenemos en la carta del 5 de Julio de 1811 cuando se firmó la Independencia de España.
Es importante mencionar que para el 19 de Abril de 1810, cuando se declara la Independencia, el planeta Plutón se encontraba en Piscis, opuesto de manera partil al Sol de la Capitanía de Venezuela ( 8- 9 -1777). Esa era la carta natal de Venezuela hasta entonces. Un año después, luego de que Plutón pasará por última vez por el grado 16 de Piscis, en oposición al Sol de Virgo de la Capitanía de Venezuela, se firmó la independencia: El 5 de Julio de 1811. Fue el período de la I República que busco darle estructura y nombre al país que estaba naciendo: Estados Unidos de Venezuela, Confederación Venezolana o Provincias Unidas de Venezuela
Para concluir se puede decir que los tránsitos plutonianos cada vez que han aspectado nuestro sol, nos han sacudido de manera profunda. Venezuela, para convertirse en un estado independiente (de España), tuvo que pasar por una cantidad de guerras que duraron unos 12 años.
Los cambios plutonianos no son ni suaves, ni fáciles. Son tiempos de visionarios, de aquellos que se animan a sembrar en el desierto, con la absoluta confianza de que están sembrando en una tierra fértil.
Si nos quedamos en la visión del caos, no podremos prestar atención a las nuevas ideas y tendencias que están surgiendo dentro de nosotros.
Plutón nos obliga a crecer, renacer y que aceptemos los cambios. Todo aquello que se resiste, persiste.
Cuando este planeta transita por Capricornio se activa en algunos gobernantes un liderazgo autoritario. Por lo que sí se actúa por bloques de poder para protegerse del grupo opuesto, lo que se logra es más desunión y caos. La cooperación es inevitable para que la nación prospere. Los opuestos sí pueden vivir en profunda armonía, basta sólo que se respeten.