Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 9 de julio de 2011

ECLIPSES PRESIDENCIALES


Los eclipses antiguamente eran  considerados como señales para castigar o como indicio de algún cambio. Se veían como signo de la ira de los dioses y presagio de terremotos, hambrunas y plagas. Pero más allá de la naturaleza, se dice que también incidieron en acontecimientos políticos, como la conquista de América
En el pasado, muchos creyeron también que un eclipse vaticinó la muerte de figuras históricas, como la del emperador romano Nerón  o la de Catalina de Aragón
En la China antigua, como en África, eran señales de catástrofes naturales o de la muerte del emperador.
Todavía en la actualidad, para muchas tribus africanas, un ocultamiento del sol es algo nefasto, que anuncia la muerte de un jefe o bien una época de hambruna o peste.
Hoy en día sabemos que es un fenómeno astronómico muy común y que en un año pueden darse cuatro y hasta más, dependiendo de los movimientos planetarios.
En astrología el Sol es el poder, el padre, la voluntad, y cuando ocurre un eclipse del astro Rey, significa que algo de nosotros que representa estas imágenes, se aleja, se esconde o desaparece.
Como dice Dane Rudyar, en un eclipse de Sol, hay algo relacionado con el presente y el futuro que viene modificado mientras que el eclipse de luna es el pasado que tiene que ser olvidado para empezar un nuevo ciclo.
Cuando un eclipse ocurre es necesario observar, no solamente la carta del evento,  sino dónde cae en la carta astral de una nación, de una Organización, de un Líder y revisar cuáles aspectos están involucrados.
Ha habido alguna  discordancia sobre cuánto tiempo dura  el efecto de un eclipse en una carta astral. Algunos dicen que dura  hasta el próximo eclipse,  otros que   el efecto  es  para un  período más largo en el área dónde es visible.
En el caso de algunos Presidentes Venezolanos he observado que cuando ocurre un eclipse de sol en grados cercanos a algún aspecto importante de su carta natal puede ocurrir un inicio o cierre de ciclo importante.
Veamos el caso de Simón Bolívar quien muere el 17 de diciembre de 1830 y 3 meses previos a su muerte, específicamente el 17 de septiembre de ese año ocurrió un eclipse de sol a 23 grados de Virgo el cual formo aspectos de oposición a su nodo lunar en Piscis.
Lo mismo le ocurrió a Cipriano Castro quien muere el 4 de diciembre de 1924 posterior a un eclipse de sol que fue el 30 de agosto de ese año a 6 grados de Virgo en oposición exacta a su nodo norte en Piscis.
Juan Vicente Gómez, cinco meses antes de su muerte en diciembre de 1935, recibió las influencias de un eclipse de sol a 6 grados de leo haciéndole conjunción a su sol.
Joaquín Crespo muere el 16 de abril de 1898 y el 22 de enero de ese año ocurre un eclipse de sol a 2 grados de Acuario haciéndole conjunción a su nodo norte. Esa misma conjunción le ocurrió a Isaías Medina Angarita quien fallece el 15 de septiembre de 1953 posterior a un eclipse ocurrido cinco semanas antes en el signo de Leo, donde tenía su nodo norte.
Germán Suarez Flamerich muere el 24 de junio de 1990 luego de que un eclipse de sol ocurrido un mes antes a 29 grados de cáncer, le hiciera conjunción exacta a su nodo norte
Esa conjunción también afectó a Luis Herrera Campins quien muere el 9 de diciembre del 2007, tres meses después de ocurrido un eclipse de sol a 16 grados de Leo, el cual hizo aspectos con su nodo norte que estaba en ese mismo signo
El año de la muerte de Rafael Caldera ocurrieron seis eclipses: dos de sol y cuatro de luna y los que tocaron a Acuario,  que es el signo del sol y del nodo del ex Presidente fue uno de sol, el 26 de enero del 2009 a seis grados y uno de luna el 6 de agosto del 2009 a 13 grados de Acuario.
En el caso de Carlos Andrés Pérez en el año de su muerte (2010) el eclipse de sol del 11 de julio del 2010 a 19 grados de cáncer, no hizo aspectos significativos con los planetas de su carta, pero sí estuvo cerca al sol de Venezuela (12 grados de Cáncer). Mientras que el eclipse de luna, cuatro días previos a su muerte a 29 grados de Géminis si hizo un aspecto exacto de cuadratura a su nodo norte en Virgo.
También se ha dado el caso de Presidentes que pasaron de plano con tránsitos “favorables” de eclipses. Ese fue el caso de Marcos Pérez Jiménez quien tuvo un eclipse de luna previo a su muerte el cual hizo un aspecto de sextil exacto a su nodo norte a 13 grados de Piscis. Lo mismo ocurrió con Antonio Guzmán Blanco quien murió el 28 de julio de 1899 un mes y medio después de que un eclipse de sol hiciera trígono a su nodo en Libra.
En el caso de elecciones presidenciales algunos eclipses contribuyeron al triunfo de algunos candidatos. Tal es el caso de Rafael Caldera el cual en las dos elecciones que resultó ganador ocurrieron eclipses de luna en aspectos favorables a su nodo en Acuario. Previo a su elección en diciembre de 1968, el 6 de octubre ocurrió un eclipse de luna a 13 grados de Aries, mientras que cuando ganó las elecciones de 1993 unos días antes se dio un eclipse a 7 grados de géminis, trígono a su nodo norte.
A Luis Herrera Campins, un eclipse de sol a 8 grados de libra, dos meses previos a su triunfo presidencial, le aspectó por sextil su nodo norte en el signo de Leo.
El triunfo de Jaime Lusinchi el 4 de diciembre de 1983, estuvo también marcado por dos eclipses de sol. El primero, 11 de junio, a 19 grados de Géminis y el segundo el mismo día de las elecciones a 11 grados de Sagitario. Ambos eclipses le hicieron aspectos a su nodo norte.
También a Carlos Andrés Pérez le favorecieron los eclipses de Sol y de Luna en sus triunfos presidenciales. En las elecciones de diciembre de 1973, cinco meses antes se había gestado en el cielo un eclipse de luna a 22 grados de Capricornio haciéndole trígono a su nodo en Virgo, mientras que en las elecciones de 1988 fue un eclipse de sol que le benefició.
En el caso de nuestro presidente Hugo Chávez el año que fue electo: 1998, 3 meses previos se dio un eclipse de luna a 13 grados de Piscis formando un aspecto de sextil a su nodo. También en las elecciones cuando fue reelegido en su cargo, el 30 de julio del 2000, dos semanas antes ocurrió un eclipse total de luna en el mismo signo donde el mandatario tiene a su nodo norte: Capricornio
Por supuesto que un eclipse sólo no es señal de una muerte o de un triunfo presidencial, debido a que a cada rato ocurren; pero dependiendo de cuales energías mueven pueden indicar cierres o inicios de ciclos importantes y desencadenar cambios y transformaciones.
La última palabra siempre la tiene Dios, quien mueve los hilos invisibles de las personas y decide cuando una persona comienza o finaliza su misión en este plano.
Nosotros somos simples mortales obedeciendo ordenes celestiales.

2 comentarios:

  1. Actualizando la muerte de Hugo Chavez, el eclipse anterior a su fallecimiento ocurrió el 13 de noviembre del 2012 a 21 grados de escorpio, el cual le hizo una cuadratura a su plutón en el signo de leo. Definitivamente un eclipse relacionado con el poder muy nefasto para él.

    ResponderEliminar
  2. Otro eclipse importante es el previo a la muerte de John Kennedy. Fue un eclipse de sol el 20 de julio del 63 a 27 grados de Cáncer donde Kennedy tenía a saturno y el eclipse le hizo una conjunción partil, indicando un cierre de su misión de vida.

    ResponderEliminar